sábado, 3 de septiembre de 2011

¿QUÉ ES PROCREACIÓN ASISTIDA?

La Procreación o Reproducción Asistida  comprende el conjunto de técnicas que ayudan a la reproducción humana en casos que existen problemas de esterilidad por parte de algún o ambos miembros de una pareja.
Existen varias técnicas, las más populares y utilizadas son tres:
1)      Inseminación Artificial (IIU)
2)      Fecundación In Vitro (FIV)
3)      Inyección Intracitoplasmática de un Espermatozoide (ICSI)

1)      Inseminación Artificial (IIU)
Inseminación Artificial es todo aquel método de reproducción en el que el esperma es depositado en la mujer  mediante instrumental especializado y utilizando técnicas que reemplazan a la copulación, ya sea en óvulos (intrafolicular), en el útero, en el cérvix o en las trompas de Falopio. La finalidad es producir la fecundidad de la mujer sin la necesidad del acto sexual.
Consiste básicamente en introducir el semen en el aparato reproductor femenino. Es un procedimiento simple y no muy costoso. Se intentó en el siglo pasado, pero tuvo gran importancia a partir de la creación de los bancos de semen. Nacieron miles de niños por este procedimiento.

Suele diferenciarse entre la  Inseminación Artificial Homóloga de la Heteróloga.
- La primera se da si el semen procede del  varón con que la mujer tiene pareja (concubinato, matrimonio).
- La segunda, es si el semen procede del donante.


2) Fecundación In Vitro
Fecundación in vitro, significa que la concepción del ser humano no se realiza en el aparato reproductor femenino como en el procedimiento anterior; sino que se produce en el laboratorio.
Consiste en poner en contacto uno o más óvulos de la paciente con los espermatozoides de su pareja. El objetivo es facilitar y lograr el embarazo.
Una vez  que los ovocitos son fecundados, el embrión o embriones resultantes son cultivados y observados en el laboratorio, algunos de ellos son transferidos dentro del útero de la paciente pocos días después, dando lugar a un embarazo en un 25-35% de los casos. Los embriones restantes que presentan un buen desarrollo pueden ser también congelados.
En determinados casos de inseminación artificial, la FIV se realiza con semen de donante. Eso ocurre cuando hay una falta de producción de espermatozoides, existe un defecto genético que no se quiera transmitir a la descendencia o se trata de mujeres que no tienen pareja.
           3) Inyección Intracitoplasmática de un Espermatozoide (ICSI)
El ICSI es un procedimiento de micromanipulación de gametos incorporado para el tratamiento de la esterilidad masculina en aquellos casos en que la calidad del semen no alcanza para FIV.
Los primeros pasos del procedimiento de un ICSI no difieren de aquellos que se llevan a cabo en una Fertilización in Vitro convencional. La diferencia fundamental se encuentra en la etapa de la fertilización. Luego de la obtención de ambas gametas, óvulos y espermatozoides, el tratamiento a realizarse en el laboratorio de embriología es diferente.
En vez de incubar los espermatozoides con el óvulo, mediante la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) se introduce un solo espermatozoide dentro del citoplasma de cada óvulo maduro (MII) mediante la utilización de una aguja de cristal muy delgada- 6 a 8 veces más delgada que un cabello-(pipeta).
En ambos casos la fertilización posterior se va a producir naturalmente si es que están dadas todas las condiciones para que ello ocurra.
El ICSI se utiliza cuando la cantidad y/o la calidad de espermatozoides están alteradas, sin importar la magnitud de su alteración. También en aquellos casos en que hay pocos óvulos a disposición o cuando la calidad de los mismos es dudosa. Y otras veces puede recurrirse a esta técnica ante el fracaso de una FIV convencional. Siempre que haya alteraciones en el semen es importante descartar anomalías genéticas de los espermatozoides.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada